Si te lo ponen en bandeja, no hay queja


«Yo quiero hacerlo bien, pero no tengo tiempo«, «Si cuando llego a casa me tuviesen la ensalada en la mesa, comería todos los días verduras«, «Es que para comer bien hay que dedicarle tiempo» o «Es que comer sano es caro«, estos son los comentarios típicos acerca de por qué no se lleva una rutina saludable. Sin embargo, llevar una alimentación sana no es para nada algo complejo, pero si es cierto que, además de seguir la orientación de Dietistas-Nutricionistas que te pueden ofrecen mil opciones para que comas sano en cualquier momento y en cualquier lugar, si contásemos con una sociedad que ofreciese más facilidades para que cualquier persona pudiera comer sano, probablemente las cifras de personas con cardiopatías (ej. obesidad, hipertensión, hipercolesterolemia, hiperlipemia,…  ) serían mucho más bajas que las actuales.

Y con esto no quiero hablar de un «mundo ideal» sino de un mundo real; un mundo donde los menús escolares y los que se ofrecen en las residencias universitarias fuesen supervisados por Dietistas-Nutricionistas; un mundo en el que en las cafeterías de los institutos se ofreciesen desayunos saludables a precios asequibles en la misma variedad y con la misma presentación atractiva con la que se ofrece la bollería; o un mundo en el que en las máquinas vending situadas frente al ascensor en hospitales y en sus cafeterías se ofreciesen alimentos saludables y no productos alimentarios de mala calidad.

Obviamente las cosas no pueden cambiar de un día para otro, pero desde el gobierno se pueden hacer muchíiiiiisimos cambios en las leyes para que se logren mejoras en el estilo de vida de muchas personas como subir los impuestos de productos de mala calidad (ej. bebidas alcohólicas, refrescos, bollería, snacks salados,…) y bajarlos en los de buena calidad (agua, frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pescado, carnes, huevos o lácteos entre otros); eliminar la publicidad de productos que atentan contra la salud como ya se hizo con el tabaco, se continuó con el alcohol y ahora se ha hecho con la bollería y los snacks salados; favorecer la venta de fruta y verdura cortada o en batidos en cualquier lugar al aire libre (ej. en la playa, en la calle,…); o se incluyese DE UNA VEZ POR TODAS la figura de l@s Dietistas-Nutricionistas en la sanidad pública ofreciendo así un  asesoramiento gratuito sobre cómo llevar una alimentación saludable  a cualquier ciudad@ que lo necesitase, entre otras muchas modificaciones.

Y mientras esto se da😌 que ya te adelanto que aún queda un rato, l@s Dietistas-Nutricionistas os seguimos esperando con los brazos abiertos en nuestras consultas privadas, así que si necesitas una orientación adaptada a tus circunstancias no lo dudes y pide cita a tu Dietista-Nutricionista de confianza😉.



SinDieta123

© 2022 Sin Dieta 123 | Todos los derechos reservados.

GLORIA CABALLERO RODRÍGUEZ ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es promover el desarrollo tecnológico, la innovación y una investigación de calidad; garantizar un mejor uso de las tecnologías de la información y conseguir un tejido empresarial más competitivo y gracias al Plan de Marketing que ha mejorado la competitividad de su negocio. Esta acción ha tenido lugar durante el ejercicio 2021. Para ello ha contado con el apoyo del Programa Innocámaras de la Cámara de Comercio Industria, Servicios y Navegación de Sevilla.


Una manera de hacer Europa.

Para continuar navegando por Sin Dieta 123, tu web de nutrición online, debes aceptar el uso de nuestras cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar